Ambiente de formacion del gabro

Comentarios

El gabro es una roca ígnea intrusiva de grano grueso y color oscuro. Suele ser de color negro o verde oscuro y está compuesto principalmente por los minerales plagioclasa y augita. Es la roca más abundante en la corteza oceánica profunda. El gabro tiene diversos usos en la industria de la construcción. Se utiliza para todo, desde materiales de base de piedra triturada en obras de construcción hasta encimeras de piedra pulida y baldosas.

Tabla de composición de las rocas ígneas: Cuadro que ilustra la composición mineral generalizada de las rocas ígneas. Al estudiar esta tabla, se puede ver que los gabros y los basaltos están compuestos principalmente por feldespato plagioclasa, micas, anfíboles y olivino.

El gabro está compuesto principalmente por feldespato plagioclasa rico en calcio (normalmente labradorita o bytownita) y piroxenos (normalmente augita). También puede haber pequeñas cantidades de olivino en la roca. (Véase la tabla de composición en esta página).

Esta composición mineral suele dar al gabro un color entre negro y verde muy oscuro. También puede haber una pequeña cantidad de granos minerales de color claro. A diferencia de muchas otras rocas ígneas, el gabro suele contener muy poco cuarzo. Puede ver un primer plano del gabro al final de esta página.

Composición mineral del gabro

El gabro es una roca ígnea intrusiva máfica de grano medio a grueso, de color mayoritariamente grisáceo a verdoso, y es la roca más abundante de la corteza oceánica. Los gabros oceánicos están compuestos principalmente por tres minerales: olivino, plagioclasa y clinopiroxeno, a veces asociados con ortopiroxeno, anfíbol y óxidos de Fe-Ti. Se forman en cámaras magmáticas (qv. «Magmatismo y vulcanismo de las dorsales oceánicas») bajo las dorsales oceánicas, donde los fundidos primitivos del MORB (basalto de las dorsales oceánicas; qv. «magmatismo de las dorsales oceánicas») se diferencian por cristalización fraccionada. Los minerales acumulados en densos mosaicos de cristales y el posterior enfriamiento lento conducen a la formación de gabros en la corteza oceánica inferior.

El gabro es la roca más común de la corteza oceánica y forma su parte inferior (para una revisión, véase Coogan, 2014). El nombre «gabro» fue sugerido por el geólogo alemán Leopold von Buch por una ciudad de la región italiana de la Toscana. Los gabros de la corteza oceánica se denominan…

Tasa de enfriamiento del gabro

Archivo adicional 1: Tabla S1. Composición de los elementos principales de los basaltos metamórficos y gabros. Tabla S2. Composición de elementos traza de basaltos metamórficos y gabros. Tabla S3. Composición de REE de los basaltos metamórficos. Tabla S4. Composición REE de los gabros metamórficosDerechos y permisos

Swiss J Geosci 114, 12 (2021). https://doi.org/10.1186/s00015-021-00390-wDownload citationShare this articleAnyone you share the following link with will be able to read this content:Get shareable linkSorry, a shareable link is not currently available for this article.Copy to clipboard

Dónde se encuentra el gabro

1.3 – Rocas ígneasLas rocas ígneas se forman por cristalización a partir de un fundido. Todas las rocas ígneas, a excepción del vidrio volcánico (obsidiana), están formadas por cristales entrelazados. En las rocas que se enfrían lentamente, en las profundidades de la superficie terrestre, estos cristales pueden ser bastante grandes y visibles a simple vista.    Las rocas cristalinas gruesas más comunes que se enfriaron lentamente en una cámara magmática son el granito o el gabro.    En las rocas que se enfrían rápidamente a partir de la lava tras una erupción volcánica, estos cristales pueden ser demasiado pequeños para ser visibles a simple vista, pero una lupa o un microscopio revelan fácilmente la naturaleza cristalina de estas rocas.    El basalto es un ejemplo de roca fina y cristalina que se enfrió rápidamente en la superficie de la Tierra.    Las rocas ígneas pueden considerarse el material parental definitivo de la mayoría de los suelos.    La roca ígnea puede haber sido triturada y transportada innumerables veces entre el momento en que se solidificó y lo que vemos hoy.

La meteorización química elimina preferentemente los feldespatos y la biotita, dejando un residuo de cuarzo y otros minerales resistentes a la meteorización. Debido a que los granos minerales están orientados al azar, el granito tiende a erosionarse en formas características bien redondeadas, como se muestra a continuación.