Evaluacion de la formacion en la empresa

¿Por qué es importante la evaluación de la formación?

El objetivo de una evaluación de las necesidades de formación es identificar los requisitos de rendimiento y los conocimientos, habilidades y destrezas que necesita el personal de un organismo para cumplir con los requisitos. Una evaluación eficaz de las necesidades de formación ayudará a dirigir los recursos a las áreas de mayor demanda. La evaluación debe abordar los recursos necesarios para cumplir la misión de la organización, mejorar la productividad y proporcionar productos y servicios de calidad. Una evaluación de necesidades es el proceso de identificar la «diferencia» entre el rendimiento requerido y el actual. Cuando existe una diferencia, explora las causas y razones de la brecha y los métodos para cerrar o eliminar la brecha. Una evaluación completa de las necesidades también tiene en cuenta las consecuencias de ignorar las diferencias.

Los resultados de la evaluación de necesidades permiten al responsable de formación establecer los objetivos de formación respondiendo a dos preguntas muy básicas: ¿qué hay que hacer y por qué no se hace ahora? Entonces, es más probable que se identifique con precisión quién, si es que hay alguien, necesita formación y qué formación se necesita. A veces la formación no es la mejor solución, y prácticamente nunca es la única. Algunas deficiencias de rendimiento pueden reducirse o eliminarse mediante otras soluciones de gestión, como la comunicación de las expectativas, la creación de un entorno de trabajo propicio y la comprobación de la adecuación al puesto. Estas intervenciones también son necesarias para que la formación se traduzca en nuevos comportamientos sostenidos necesarios para alcanzar nuevos niveles de rendimiento, para un individuo, una ocupación o una organización entera.

Evaluación de la formación pdf

La evaluación de la formación se refiere al intento de obtener información relevante sobre los efectos de un programa de formación. Se considera un aspecto esencial de un evento de formación para poder reflexionar, analizar y mejorar su eficacia y eficiencia.

El objetivo principal de la evaluación de cualquier programa de formación es desarrollar una comprensión de si ha logrado sus objetivos declarados. Existen varios tipos de métodos y herramientas de evaluación de la formación que las empresas pueden utilizar para evaluar y mejorar significativamente el resultado de la formación futura.

La evaluación actúa como un punto de control definitivo para garantizar que la formación impartida es capaz de cubrir las lagunas de competencia dentro de la organización de una manera rentable. Algunos de los beneficios notables de la evaluación de la formación son

La evaluación de los programas de formación también actúa como un mecanismo de retroalimentación adecuado para el formador y el proceso de formación en general. Dado que la evaluación suele valorar a los individuos a nivel de su trabajo, simplifica la comprensión de las lagunas de la formación, de modo que se puedan aplicar los cambios necesarios en la metodología.

Formulario de evaluación de la formación

Cuando se trata de formación, usted quiere estar seguro de que está sacando el máximo partido a su inversión. Por eso es importante hacer un seguimiento de las métricas de evaluación de su programa de formación. Las métricas de evaluación pueden decirle mucho acerca de lo bien que está funcionando su formación, y pueden ayudarle a hacer cambios y mejoras según sea necesario. Hay una serie de métricas de evaluación diferentes que puede seguir, y las que utilice dependerán de su programa de formación específico. Algunos parámetros de evaluación comunes son la satisfacción de los participantes, los resultados del aprendizaje, los cambios de comportamiento y las mejoras en el rendimiento.

Las métricas de evaluación de la formación son importantes porque ayudan a las organizaciones a medir la eficacia de sus programas de formación. Mediante el seguimiento de datos como la satisfacción de los empleados, la retención de conocimientos y la mejora de las habilidades, las empresas pueden identificar las áreas en las que necesitan mejorar sus métodos de formación y asegurarse de que sus empleados están sacando el máximo provecho de su educación. En última instancia, esto ayuda a las organizaciones a alcanzar sus objetivos empresariales al garantizar que sus empleados están debidamente formados y equipados para realizar su trabajo.

Evaluación de la formación y el desarrollo

El siguiente paso en el proceso de formación es crear un marco de formación que le sirva de guía a la hora de establecer un programa de formación. En esta sección se incluye información sobre cómo utilizar el marco.

El primer paso para desarrollar un programa de formación es determinar qué necesita la organización en términos de formación. Existen tres niveles de evaluación de las necesidades de formación: evaluación organizativa, evaluación ocupacional (de tareas) y evaluación individual:

Podemos aplicar cada uno de ellos a nuestro plan de formación. En primer lugar, para realizar una evaluación organizativa, podemos observar las tendencias futuras y el plan estratégico general de nuestra empresa para determinar las necesidades de formación. También podemos ver cómo están cambiando los puestos de trabajo y las industrias, y sabiendo esto, podemos determinar mejor las evaluaciones ocupacionales e individuales.

Al revisar las evaluaciones de desempeño entregadas por sus gerentes, puede ver que se desarrolla un patrón que muestra que los empleados no están cumpliendo con las expectativas. Como resultado, esto puede proporcionar datos sobre las carencias de su formación.