Formacion de la notocorda

Formación de la notocorda ( inglés ) dr sameh ghazy

Maria Leonor Cancela o Paul Eckhard Witten.Información adicionalIntereses concurrentesLas agencias financiadoras no tuvieron ningún papel en el diseño del estudio, la recogida y el análisis de datos, la decisión de publicar o la preparación del manuscrito. Los autores han declarado no tener intereses en competencia.Contribuciones de los autoresConcebieron y diseñaron los experimentos: ABB, MLC, AH, PEW. Realización de los experimentos: ABB y JC. Análisis de los datos: ABB, JC, MLC, AH, PEW. Contribución de reactivos/materiales/herramientas de análisis: MLC, AH. PEW. Contribuyeron a la redacción del artículo: ABB, MLC, AH, PEW. Todos los autores leyeron y aprobaron el manuscrito final.Archivos originales de los autores para las imágenesA continuación se muestran los enlaces a los archivos originales de los autores para las imágenes.Archivo original de los autores para la figura 1Archivo original de los autores para la figura 2Archivo original de los autores para la figura 3Archivo original de los autores para la figura 4Archivo original de los autores para la figura 5Archivo original de los autores para la figura 6Archivo original de los autores para la figura 7Derechos y permisos

Reimpresiones y permisosAcerca de este artículoCite este artículoBensimon-Brito, A., Cardeira, J., Cancela, M.L. et al. Distintos patrones de mineralización de la notocorda en el pez cebra coinciden con la localización de la isoforma 1 de la osteocalcina durante la formación temprana del centro vertebral.

Recorrido en 3D por el canal de Notochord y Neurenteric

del tronco y la cola. Para su función, la notocorda expresa factores de transcripción codificados por los genes Brachyury, HNF-3β y floating head (Smith et al. 1991; Ruiz i Altaba y Jessell 1992;Talbot et al. 1995), así como el factor secretado Sonic hedgehog, que modela los somitas y el tubo neural (para una revisión, véase Ingham 1995). Los estudios en el ratón, Xenopus y el pez cebra han demostrado que Brachyury es necesario para la diferenciación del mesodermo axial de la línea media en la notocorda, así como para la formación de los linajes celulares del mesodermo posterior (Nishida 1997).

posteriores (Nishida 1997). En estos organismos, el destino notocordal es inducido por los blastómeros vegetales en sólo 10 células del embrión de 110 células (Nakatani y Nishida 1994). Estas 10 células se dividen dos veces para producir el conjunto de 40 células que componen la notocorda larvaria. La expresión inicial

del homólogo de Ciona intestinalis del gen Brachyury de los vertebrados, Ci-Bra, coincide precisamente con la restricción de los primeros blastómeros a un destino notocordal (Yasuoh y Satoh 1993). La expresión de Brachyury se mantiene entonces exclusivamente en la notocorda, en contraste con la situación en embriones de vertebrados, donde Brachyury se expresa tanto en la notocorda como en el mesodermo ventral-posterior (Fig. ). Además, la expresión errónea de Brachyury en células de linajes no notocordales es suficiente para conferirles las características morfológicas de la notocorda

Función de la notocorda

Este artículo puede ser demasiado técnico para la mayoría de los lectores. Por favor, ayuda a mejorarlo para que sea comprensible para los no expertos, sin eliminar los detalles técnicos. (Febrero de 2017) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

En anatomía, la notocorda es una varilla flexible que tiene una estructura similar a la del cartílago más rígido. Si una especie tiene una notocorda en cualquier etapa de su ciclo vital (junto con otras 4 características), es, por definición, un cordado. La notocorda está formada por células internas vacuoladas cubiertas por vainas fibrosas y elásticas, se sitúa a lo largo del eje anteroposterior (de delante a atrás), suele estar más cerca de la superficie dorsal que de la ventral del embrión y está compuesta por células derivadas del mesodermo.

Las funciones más citadas de la notocorda son: como tejido de la línea media que proporciona señales direccionales a los tejidos circundantes durante el desarrollo, como elemento esquelético (estructural) y como precursor vertebral[1].

En los lanceolados, la notocorda persiste durante toda la vida como principal soporte estructural del cuerpo. En los tunicados la notocorda sólo está presente en la fase larvaria, estando completamente ausente en el animal adulto. En estos cordados invertebrados, la notocorda no está vacuolada[2]. En todos los vertebrados, salvo el mixto, la notocorda está integrada en la columna vertebral, conservándose (casi) su estructura original en los discos intervertebrales como núcleo pulposo[3][1].

DESARROLLO EMBRIONARIO: LA NOTOCORDIA

El proceso notocordal es una estructura tubular hueca y mesodérmica que se extiende desde el nodo primitivo. A partir de la línea media craneal, el tubo se alarga, ya que las células del nodo primitivo migran hacia el extremo proximal del tubo. El alargamiento del proceso tococordal es paralelo a la regresión de la estría primitiva. En el día 20 del desarrollo humano, la formación del proceso notocordal está completa. Los cambios morfológicos posteriores convierten el proceso notocordal en una estructura denominada placa notocordal. La migración anterior del proceso notocordal se ve impedida por la placa notocordal, que permanece adherida al ectodermo superficial. El proceso notocordal se convierte en la notocorda y será una representación temprana de las futuras vértebras y del esqueleto óseo.