Formacion de los polos

Efectos de la inversión de los polos magnéticos en los seres humanos

ResumenUna característica única del gran satélite de Plutón, Caronte, es su casquete polar norte, de color rojo oscuro1. Colores similares en la superficie de Plutón se han atribuido2 a macromoléculas orgánicas similares a la colofonia producidas por el procesamiento de hidrocarburos por radiación energética. La localización polar de Caronte implica a las temperaturas extremas que resultan de la alta oblicuidad de Caronte y de las largas estaciones en la producción de este material. El escape de la atmósfera de Plutón proporciona una materia prima potencial para una química compleja3,4. El gas procedente de Plutón que es transitoriamente atrapado por el frío y procesado en el polo invernal de Caronte se propuso1,2 como explicación de la coloración oscura sobre la base de una imagen del hemisferio norte de Caronte, pero no se modeló cuantitativamente. Aquí presentamos imágenes del hemisferio sur iluminadas por el brillo de Plutón y también imágenes tomadas durante la fase de aproximación que muestran el casquete polar norte en un rango de longitudes. Modelamos el entorno térmico de la superficie de Caronte y el suministro y el atrapamiento temporal en frío del material que escapa de Plutón, así como el procesamiento fotolítico de este material en moléculas más complejas y menos volátiles mientras está atrapado en frío. Los resultados del modelo son coherentes con el mecanismo propuesto para producir el patrón de color observado en Caronte.

Dónde está el polo norte magnético 2021

El polo magnético norte es un punto en la superficie del hemisferio norte de la Tierra en el que el campo magnético del planeta apunta verticalmente hacia abajo (en otras palabras, si se permite que la aguja de una brújula magnética gire en tres dimensiones, apuntará directamente hacia abajo). Sólo hay un lugar donde esto ocurre, cerca (pero distinto) del polo norte geográfico. El polo norte geomagnético es el polo norte antipodal de un modelo de dipolo ideal del campo magnético de la Tierra, que es el modelo que más se ajusta al campo magnético real de la Tierra.

El polo magnético norte se mueve con el tiempo según los cambios magnéticos y el alargamiento del lóbulo de flujo[2] en el núcleo externo de la Tierra[3]. En 2001, el Servicio Geológico de Canadá determinó que se encuentra al oeste de la isla de Ellesmere, en el norte de Canadá, a 81°18′N 110°48′W / 81. 300°N 110.800°W / 81.300; -110.800 (Polo Norte Magnético 2001).[4] En 2005 se situó a 83°06′N 117°48′W / 83.100°N 117.800°W / 83.100; -117.800 (Polo Norte Magnético 2005 est). En 2009, mientras seguía situado en el Ártico canadiense a 84°54′N 131°00′W / 84.900°N 131.000°W / 84.900; -131.000 (Polo Norte Magnético 2009),[5] se movía hacia Rusia a una velocidad de entre 55 y 60 km (34 y 37 mi) por año. [6] A partir de 2021, se proyecta que el polo se ha movido más allá del Ártico canadiense a 86°24′00″N 156°47′10″E / 86.400°N 156.786°E / 86.400; 156.786 (Polo Norte Magnético 2021 est).[7][5]

El polo norte magnético está en el sur

El Dr. Ed Blockley dirige el equipo polar de la Oficina Meteorológica. Dijo: «Quizá la diferencia más evidente es que la Antártida es un gran continente rodeado de océanos, mientras que el Ártico es una región oceánica rodeada de masas terrestres continentales. Esta diferencia en la geografía significa que la formación de hielo marino tiene diferentes influencias en cada extremo de la tierra».

El informe de la Met Office sobre el hielo marino del Ártico y la Antártida muestra que la Antártida estableció un nuevo mínimo histórico en el verano del hemisferio sur (austral), superando el anterior mínimo de marzo de 2017. Los investigadores del British Antarctic Survey analizaron los factores que explican el mínimo de febrero y concluyeron que las tormentas tuvieron el efecto de desplazar el hielo marino alejándolo del continente hacia aguas relativamente más cálidas, lo que condujo al mínimo récord.

Puede escuchar una entrevista con el profesor John Turner del British Antarctic Survey en el último episodio de nuestro podcast Weather Snap. A mediados de junio la extensión del hielo marino antártico sigue siendo muy baja para la época del año y el 10 de junio fue igual de baja que en 2019.

Polo magnético sur

Los vientos agitan continuamente la atmósfera de la Tierra. Por ello, los gases que agotan la capa de ozono se mezclan en toda la atmósfera, incluida la Antártida, independientemente del lugar donde se emitan. Las condiciones meteorológicas especiales de la Antártida hacen que estos gases sean más eficaces en la reducción del ozono que en cualquier otro lugar.

Las emisiones humanas de clorofluorocarbonos (CFC) y halones (gases que contienen bromo) se han producido principalmente en el hemisferio norte. Alrededor del 90% se han emitido en las latitudes correspondientes a Europa, Rusia, Japón y América del Norte. Los gases como los CFC y los halones, que son insolubles en agua y relativamente poco reactivos, se mezclan en uno o dos años en toda la atmósfera baja. Los CFC y los halones de este aire bien mezclado ascienden desde la atmósfera inferior hasta la estratosfera, principalmente en las latitudes tropicales. Los vientos mueven este aire hacia el norte y el sur de los trópicos, de modo que el aire de la estratosfera global contiene cantidades casi iguales de cloro y bromo.