Formacion w en voley

Programa de entrenamiento de 7 días para el voleibol

El talento natural por sí solo no hace a un gran jugador. Un programa de entrenamiento de habilidades y acondicionamiento bien estructurado es crucial para el éxito a largo plazo de un atleta y su desarrollo integral. En el caso de los jugadores de voleibol, esto garantizará la optimización del rendimiento y la longevidad en la cancha, así como la reducción del riesgo de lesiones.

El voleibol es un deporte intenso. Los constantes saltos, los largos peloteos y los partidos con prórroga pueden pasar factura a cualquier jugador. El desarrollo de una sólida base cardiovascular permite a un jugador mantener el ritmo de los distintos niveles de acción y recuperarse rápidamente. El desarrollo de la resistencia implica actividades de baja intensidad como las sentadillas, los abdominales, el ciclismo y el footing.

Se necesita una potencia bien desarrollada en la parte superior e inferior del cuerpo para poder saltar lo suficientemente alto y cavar, clavar o bloquear. El entrenamiento de la fuerza permite a los jugadores generar una potencia explosiva, mientras que los ejercicios del tronco ayudan a desarrollar la estabilidad y permiten a los jugadores «transferir» fácilmente la potencia de la parte inferior a la superior del cuerpo. Los ejercicios de salto, las pesas en las piernas, los lanzamientos de balones medicinales y la pliometría son algunos ejemplos de entrenamientos de voleibol que se centran en la fuerza y la potencia.

Objetivos del programa de entrenamiento de voleibol

Hoy nos acompaña Marie Zidek, nuestra editora de fitness de Art of Coaching, entrenadora jefe de voleibol en la Universidad DePaul y especialista certificada en fuerza y acondicionamiento. Ella demostrará y explicará diez ejercicios de voleibol diseñados para que los jugadores de voleibol desarrollen su fuerza y condición de forma segura.

Sostenga un plato con las manos en las posiciones 9 y 3. Este ejercicio específico para el voleibol construye el núcleo y también desarrolla la fuerza de la parte superior del cuerpo. Este ejercicio ayuda a que los hombros se mantengan sanos y ayuda a transferir la fuerza del núcleo a la parte superior del cuerpo.

Este ejercicio de entrenamiento de voleibol tiene beneficios similares a los del giro de lado a lado con el press de cabeza: mejora la fuerza del núcleo y de la parte superior del cuerpo y transfiere la fuerza del núcleo a la parte superior del cuerpo con ritmo. También ayuda con todos los movimientos de voleibol por encima de la cabeza, incluyendo el saque, el bloqueo, el ajuste y el ataque.

La sentadilla con mancuernas es un ejercicio general de voleibol para todas las posiciones. Desarrolla la fuerza de la parte inferior del cuerpo y también tiene en cuenta los movimientos de la parte superior del cuerpo que son cruciales para el voleibol: el saque, el ataque, el bloqueo y la transferencia de potencia de la parte inferior del cuerpo a la parte superior en un movimiento fluido.

Programa de entrenamiento de voleibol pdf

El talento natural por sí solo no hace a un gran jugador. Un programa de entrenamiento de habilidades y acondicionamiento bien estructurado es crucial para el éxito a largo plazo de un atleta y su desarrollo integral. En el caso de los jugadores de voleibol, esto garantizará la optimización del rendimiento y la longevidad en la cancha, así como la reducción del riesgo de lesiones.

El voleibol es un deporte intenso. Los constantes saltos, los largos peloteos y los partidos con prórroga pueden pasar factura a cualquier jugador. El desarrollo de una sólida base cardiovascular permite a un jugador mantener el ritmo de los distintos niveles de acción y recuperarse rápidamente. El desarrollo de la resistencia implica actividades de baja intensidad como las sentadillas, los abdominales, el ciclismo y el footing.

Se necesita una potencia bien desarrollada en la parte superior e inferior del cuerpo para poder saltar lo suficientemente alto y cavar, clavar o bloquear. El entrenamiento de la fuerza permite a los jugadores generar una potencia explosiva, mientras que los ejercicios del tronco ayudan a desarrollar la estabilidad y permiten a los jugadores «transferir» fácilmente la potencia de la parte inferior a la superior del cuerpo. Los ejercicios de salto, las pesas en las piernas, los lanzamientos de balones medicinales y la pliometría son algunos ejemplos de entrenamientos de voleibol que se centran en la fuerza y la potencia.

Programa de entrenamiento de voleibol de 8 semanas

Todos los que hacen deporte profesionalmente se entrenan desde la primera infancia. Naturalmente, los padres son los que controlan las aficiones de sus hijos a una edad tan temprana. A veces la afición se mantiene y uno construye su carrera en torno a algo que lleva practicando casi desde que nació.

La mayoría de las veces elegimos nuestras propias aficiones a medida que crecemos y descubrimos lo que nos gusta. Es un proceso hermoso, pero también estresante. Ya estás en la veintena y sólo ahora te das cuenta de que quieres ser jugadora profesional de voleibol. La idea de que tanta gente te lleve años de ventaja es, cuando menos, abrumadora. Bueno, no eres el único, sobre todo porque la popularidad del voleibol ha aumentado últimamente.

Una de las formas de convertirse en jugador profesional de voleibol es con la ayuda del aprendizaje por observación. Esta técnica procede de la psicología, pero puede aplicarse a numerosas disciplinas. En su núcleo se encuentra la observación y el análisis de otra persona. Básicamente, se observa a los jugadores y se toma nota de lo que ocurre en la cancha. Cuando empieces a practicar tú mismo, podrás aplicar los conocimientos adquiridos en la observación y dar forma a tu propia técnica.