Fortalezas y debilidades de un docente en formacion

Ensayo sobre los puntos fuertes y débiles del profesorado

Los formadores de profesores guían a los profesores en los centros escolares y de enseñanza superior. Identifican los puntos fuertes y débiles de los profesores y desarrollan sesiones de formación adecuadas para mejorar su enseñanza.Al entrevistar a los formadores de profesores, busque a aquellos con buenas habilidades de comunicación y enseñanza. Evite a los candidatos que carezcan de capacidad de gestión del aula.Oferta especial

Publica tu trabajo GRATISPreguntas de la entrevista para formadores de profesores:1. ¿Puede describir algunos de los retos que ha superado como profesor? Evalúa la experiencia docente, las habilidades y la capacidad para superar los retos.2. ¿Cuáles son algunos de los problemas más comunes con los que luchan los profesores hoy en día? Mide el conocimiento y la comprensión de los problemas actuales a los que se enfrentan los profesores.3. ¿Cómo organizaría un taller sobre la gestión del aula? Revela las habilidades de planificación, organización y gestión del tiempo.4. Un profesor acaba de dar una lección muy mala. Demuestra las habilidades interpersonales y de comunicación y también pone a prueba la capacidad de seguir siendo profesional en todo momento.5. Describa una ocasión en la que tuvo que formar a un profesor muy difícil. ¿Qué ocurrió? Pone a prueba la capacidad de resolución de problemas, así como la habilidad para adaptar estrategias y trabajar con diferentes personas.Artículos relacionados:

Puntos fuertes y débiles de la enseñanza de una lección

Todos los profesores tienen puntos fuertes y débiles. ¿Has intentado alguna vez hacer una lista de los tuyos? Hacerlo es una actividad que merece la pena. Yo recomendaría hacerlo en privado con una libación favorita, porque hay que ser reflexivo y honesto.

He llegado a creer que algunas debilidades simplemente deben ser aceptadas. Eso no significa que dejemos de preocuparnos por ellas. No significa que dejemos de intentar mejorarlas, pero sí que nunca serán nuestros puntos fuertes. Ahí es donde me encuentro al pensar en mis habilidades organizativas. Lo hago bien sobre el papel. Puedo hacer esquemas. Entiendo la jerarquía, el flujo y la necesidad de transiciones, pero cuando presento, no siempre está bien organizado. Me pongo en marcha, y una cosa lleva a la siguiente: una nueva idea surge en mi mente, alguien hace una buena pregunta que me empuja en una dirección interesante pero diferente, y pronto no tengo ni idea de lo que se supone que estoy hablando. Es el tipo de estilo fluido que vuelve locos a los pensadores lineales y sistemáticos. Lo sé y trato de utilizar estrategias que creen algo de orden en el caos, pero la organización de la presentación nunca será un punto fuerte para mí, y eso está bien. Los profesores deben aceptar lo que pueden y no pueden hacer bien.

Debilidades comunes de los profesores

Nuestra escuela, en todos los días de trabajo, termina con una breve oración vespertina de profesores y alumnos juntos. Como profesor observador, siempre inspiro a los profesores y a los alumnos a que dirijan su atención a los acontecimientos del día como recapitulación de las tareas significativas que han realizado como ejercicio de autoevaluación. Esta práctica rutinaria, como he experimentado, da a los profesores y a los alumnos la oportunidad de analizarse a sí mismos de forma independiente y de prepararse para una mejor responsabilidad para el día siguiente.

Para el estudio general de las habilidades profesionales de un profesor, así como para la progresión holística de los alumnos, la herramienta de análisis DAFO puede resultar útil para analizarnos a nosotros mismos de forma más estructural si se planifica, se prepara y se practica bien por profesionales, analistas y profesores pedagógicamente fuertes y capacitados, e incluso por los alumnos.

El análisis DAFO es una alternativa, denominada matriz DAFO, que puede llevarse a cabo en una organización, lugar, persona, proyecto o plan. Como alumno individual, como grupo o como organización, nos enfrentamos a muchas dificultades para lograr la competencia y alcanzar nuestros objetivos y, a menudo, tenemos que abandonar nuestros planes en el camino y el crecimiento de nuestra carrera baja la escala de nuestras expectativas. Por lo tanto, nos quedamos estancados y por debajo de nuestros homólogos y de aquellos a los que debemos rendir cuentas. Por lo tanto, este análisis puede ser extremadamente beneficioso no sólo para los profesores sino también para los estudiantes, ya que el DAFO ofrece información de base útil para un grupo de personas/aprendices u organización que quiera tener una visión de su futuro o analizar un problema.

Encuesta sobre los puntos fuertes y débiles de los profesores

Para identificar los puntos fuertes y débiles de los profesores, es necesario evaluar a cada uno de ellos para emitir un juicio sobre su trabajo y rendimiento utilizando criterios objetivos. Estas son algunas de las estrategias de evaluación del profesorado que utilizan múltiples fuentes para identificar los puntos fuertes y débiles de los profesores en varias dimensiones, como las 4 P – Personalidad, Presencia, Preparación y Pasión: – Observaciones en el aula por parte de compañeros del profesorado o administradores – Portafolios del profesor – Evaluación del profesor por parte de los estudiantes – Resultados de aprendizaje de los estudiantes – Autoevaluación del profesor – Pruebas del profesor (por ejemplo, de conocimiento de la materia) – Conversaciones y consultas profesionales – Evaluación de los compañeros – Comentarios de los padres

Por lo tanto, existe una variedad de métodos para identificar la calidad de la enseñanza y el aprendizaje. No basta con hacer hincapié en la asistencia, las tasas de finalización de estudios o los resultados del aprendizaje de los alumnos. También hay que asegurarse de que las escuelas y el sistema educativo en general tengan en cuenta la calidad de la enseñanza que se imparte en el aula. Si no podemos estar seguros de que la enseñanza es de alto nivel, no podemos esperar niveles máximos de aprendizaje.La evaluación del profesorado, por tanto, es el proceso a través del cual se hacen juicios sobre la calidad de los profesores. La valoración del rendimiento de los profesores en el aula y su impacto en los alumnos son elementos fundamentales de este proceso. Sin embargo, al evaluar a los profesores también es importante tener en cuenta elementos más amplios de la calidad docente, como la planificación, la reflexión, el desarrollo profesional y la contribución a la eficacia de la escuela en general. En la India se han desarrollado varias herramientas e iniciativas a nivel nacional para apoyar esto, como el Avance del Rendimiento Educativo a través del Apoyo al Profesorado (ADEPTS); los indicadores de rendimiento PINDICS; y el Programa Nacional sobre Estándares y Evaluación Escolar (NPSSE), conocido como el marco Shaala Siddhi.