Guia de formacion profesional

Plantilla de horario de formación

Si es así, es posible que su organización adolezca de falta de documentación: probablemente necesite crear un manual de formación completo en el que los empleados puedan confiar para obtener el aprendizaje que necesitan, cuando lo necesitan.

No tiene sentido reinventar la rueda constantemente: un buen manual de formación promueve la eficiencia, proporcionando a cada persona instrucciones directas y una guía definitiva que debería responder a la mayoría, si no a todas, sus preguntas pertinentes.

Esto aumenta la productividad al reducir el tiempo que se pierde en buscar respuestas de otros empleados y, en su lugar, garantizar que toda la información se muestra claramente al alcance de la mano, con la posibilidad de consultarla siempre que se necesite.

Para fomentar el uso continuado, un buen manual de formación para empleados debe ser fácil de entender y sencillo de trabajar, lo que significa que debe estar dispuesto de forma lógica y dividido en secciones claramente definidas para futuras referencias. Para inspirarse en la simplicidad, piense en la tarjeta de seguridad de un avión, que está diseñada para ser entendida en segundos, independientemente del idioma que hable el lector.

Manual del usuario

Según el Huffington Post, un estudio realizado por la ASTD («American Society for Training and Development») descubrió que las empresas que invirtieron en formación obtuvieron un margen de beneficios un 24% mayor que las que no lo hicieron.

Disponer de un manual de formación para los empleados le ayuda a transmitir el proceso de formación de forma eficaz y le permite ahorrar tiempo. Su programa de formación evolucionará con el tiempo, por lo que tener una documentación adecuada a su lado sólo añadirá valor.

Los manuales ayudan a transmitir la amplia información relacionada con la formación a todos sus empleados. Es probable que se produzcan errores y, para evitarlos, es necesario contar con un manual de formación para empleados que no sólo los guíe, sino que también mantenga a la organización en el buen camino.

El proceso de evaluación no debería tener lugar inmediatamente después de la formación, sino que debería llevarse a cabo periódicamente de forma específica para conocer la eficiencia de los empleados en cada categoría, como las habilidades técnicas, las habilidades blandas, el pensamiento crítico y las capacidades analíticas.

Si preparas a tu plantilla con habilidades avanzadas, resulta fácil promocionar internamente a un empleado en lugar de gastar enormes sumas de dinero en la contratación de nuevos candidatos, e impulsa la carrera de tus empleados que entienden la cultura de la empresa.

Manual de políticas y procedimientos

Pero, si eres como yo, el término «manual de formación» evoca una imagen mental monótona. Un folleto grueso, de aspecto corporativo, con una cubierta anodina. Tal vez tenga alguna imagen de archivo, o tal vez sea sólo el título en una cubierta sólida.

Así que, en primer lugar, borremos esa imagen de nuestra mente. El antiguo formato de folleto sigue teniendo su lugar en el mundo (por ejemplo, en la guantera del coche), pero ahora hay muchas más opciones. Los manuales de formación de hoy en día no tienen el aspecto ni el funcionamiento de los manuales de formación de antes. Además, cualquiera puede crear uno.

Un manual de formación es un conjunto de instrucciones que mejoran la calidad con la que se realiza un trabajo, proceso o tarea. Las empresas utilizan los manuales de formación con la formación presencial, a distancia, a la carta y justo a tiempo. Algunas aplicaciones comunes son:

Por otro lado, las empresas y organizaciones crean manuales de formación que también sirven de apoyo a sus clientes. Enseñan cómo utilizar sus productos, cuándo son útiles ciertas funciones y demuestran los flujos de trabajo clave.

Los mejores manuales de formación son guías informativas fáciles de seguir. Exponen los conceptos en un lenguaje claro, con ejemplos e imágenes relevantes. Si se hace bien, un buen manual de formación se convierte en un recurso de confianza para empleados y directivos o clientes.

Manual de formación

Los manuales de formación son una parte importante a la hora de enseñar a los nuevos empleados sobre una empresa, o a los antiguos sobre nuevos sistemas o programas. El proceso exacto de redacción de un manual de formación puede estar dictado por el sector al que se destina, pero hay algunas cosas generales que puedes hacer para ayudar a tus empleados a sacar el máximo partido del manual. Debes comprobar que tienes toda la información que necesitas antes de empezar, escribir pensando en tu audiencia e intentar que sea fácil de aprender, e incluir algunos materiales extra para facilitar la información. Tu manual se beneficiará si incluyes imágenes y gráficos, espacio en blanco para notas, cuestionarios para repasar lo que la gente aprende y listas de comprobación de las tareas importantes.

Resumen del artículoPara redactar un manual de formación, empieza por recopilar toda la información que debe cubrir el manual y luego determina si es mejor dividirlo en capítulos, secciones o partes. A continuación, organice la información y cree una tabla de contenidos y un índice para que su manual sea fácil de navegar. También querrás redactar un breve avance de 2-3 párrafos al principio de cada sección para que los lectores sepan qué esperar. Además, concluye cada sección con un resumen que resuma y repase la información que el lector ha aprendido. Para saber cómo incluir cuestionarios, gráficos y listas de comprobación en su manual, siga leyendo.