Monocitos funcion y lugar de formacion

Monocitos altos

Los artículos de Verywell Health son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud. Estos revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y tras actualizaciones sustanciales. Más información.

Los monocitos son un tipo de glóbulo blanco (leucocito) que desempeña un papel importante en la capacidad del sistema inmunitario para destruir invasores como virus, bacterias y hongos. Los monocitos se forman en la médula ósea y se liberan en la sangre. También pueden contribuir a la eliminación de células infectadas y a la curación y reparación del organismo.

Ciertas condiciones de salud pueden hacer que tenga demasiados o muy pocos monocitos. Por ejemplo, un recuento elevado de monocitos en un análisis de sangre puede deberse a determinadas infecciones o cánceres de la sangre. También puede ser un signo de estrés.

Los investigadores solían pensar que la función principal de los monocitos consistía en detectar el entorno y reponer la reserva de macrófagos tisulares y células dendríticas, que son otros dos tipos de glóbulos blancos.

Neutrófilos

Mycobacterium bovis BCGM. bovis BCG-medac/Vejicur (Bacillus Calmette-Guérin) y con pSMT3-dsRed+hygromycin (Prof Zakaria Hmama, Vancouver) transformado BCG-RFP se cultivaron hasta alcanzar la fase logarítmica en caldo Difco Middlebrook 7H9 (Becton Dickinson, BD), suplementado con un 10% de Middlebrook OADC Enrichment (Becton Dickinson, BD) y 0. 5% de glicerol, con la adición de 50 µg/ml de higromicina B (Streptomyces sp, 400052, Merck Millipore) para BCG-RFP. El BCG se fijó térmicamente incubándolo durante 30 minutos a 80 °C en un agitador.

Nat Commun 12, 2027 (2021). https://doi.org/10.1038/s41467-021-22103-5Download citationShare this articleCualquier persona con la que compartas el siguiente enlace podrá leer este contenido:Get shareable linkSorry, a shareable link is not currently available for this article.Copy to clipboard

ComentariosAl enviar un comentario aceptas cumplir nuestras Condiciones y Normas de la comunidad. Si encuentras algo abusivo o que no cumple con nuestros términos o directrices por favor márcalo como inapropiado.

Linfocitos

ResumenLos monocitos expresan diversos receptores que controlan y perciben los cambios ambientales. Los monocitos son muy plásticos y heterogéneos, y cambian su fenotipo funcional en respuesta a la estimulación ambiental. Los estudios realizados en murinos y humanos sugieren que la monocitosis puede ser un indicador de diversas enfermedades inflamatorias. Los monocitos pueden diferenciarse en subconjuntos inflamatorios o antiinflamatorios. Tras un daño tisular o una infección, los monocitos son reclutados rápidamente al tejido, donde pueden diferenciarse en macrófagos tisulares o células dendríticas. Dados los rápidos avances en la investigación de los monocitos en un amplio espectro de enfermedades inflamatorias, es necesario resumir nuestros conocimientos sobre la heterogeneidad de los monocitos y su impacto en las enfermedades humanas. En esta revisión, describimos los conocimientos actuales sobre la heterogeneidad de los monocitos humanos y murinos, la función de los distintos subconjuntos de monocitos y un mecanismo potencial para la diferenciación de monocitos. Destacamos que los subconjuntos de monocitos inflamatorios son valiosos biomarcadores de enfermedades inflamatorias, incluidas las cardiovasculares.

Macrófagos

Los monocitos son un tipo de leucocito o glóbulo blanco. Son el tipo de leucocito más grande de la sangre y pueden diferenciarse en macrófagos y células dendríticas convencionales. Como parte del sistema inmunitario innato de los vertebrados, los monocitos también influyen en las respuestas inmunitarias adaptativas y ejercen funciones de reparación tisular. Existen al menos tres subclases de monocitos en la sangre humana en función de sus receptores fenotípicos.

Los monocitos tienen aspecto ameboide y citoplasma no granulado[1], por lo que se clasifican como agranulocitos, aunque ocasionalmente pueden presentar algunos gránulos azurófilos y/o vacuolas. Con un diámetro de 15-22 μm, los monocitos son el tipo de célula más grande de la sangre periférica.[2][3] Los monocitos son células mononucleares y el núcleo elipsoidal suele estar lobulado/indentado, lo que da un aspecto en forma de judía o de riñón.[4] Los monocitos componen entre el 2% y el 10% de todos los leucocitos del cuerpo humano.

Los monocitos son producidos por la médula ósea a partir de precursores denominados monoblastos, células bipotentes que se diferencian de las células madre hematopoyéticas[5]. Los monocitos circulan por el torrente sanguíneo durante uno o tres días y después suelen migrar a los tejidos de todo el cuerpo, donde se diferencian en macrófagos y células dendríticas.